img_2743-copiar

Testigos anónimos alertaron sobre un hecho de la más baja calaña. Se trata de un atentado contra el hábitat de cientos de pingüinos y conejos en un sector de Chiloé.

Resulta que un grupo de trabajadores de la Salmonera Mainstream fueron sorprendidos extrayendo ripio y arena en el Islote Conejos, dejando hoyos de 2 metros de diámetro y uno de profundidad. Y además, dejaron bolsas con el material en el lugar, algunas se veían a simple vista y otras fueron enterradas en la zona donde habitan y tienen nidos más 600 pingüinos Magallánicos y Humbold.

Los turistas señalan que,  a diferencia de hace un par de meses, hoy en el islote sólo hay unos cuantos pingüinos en tierra y mar, ya que seguramente el resto huyó al ver tanto movimiento en la zona.

Este repudiable acto fue denunciado por testigos anónimos a Sea Shepard Chile, ya que no se pudo encontrar a ninguna autoridad competente que fiscalizara y sancionara el actuar de la salmonera. Ni la municipalidad, ni la Subsecretaría de Pesca tienen la responsabilidad de proteger a las especies, así que la denuncia anónima de poco sirvió.

El Pingüino Humbold y el Magallánico son especies amenazadas según la Unión Internacional para la conservación de la Naturaleza (UICN). Sin embargo, esta condición parece importarle poco a las autoridades chilenas. Es por eso, que organizaciones civiles como Sea Shepard, son las que tienen que hacerse cargo de investigar, denunciar y hasta castigar a los responsables de los daños la flora y fauna.

Fuente: El Islote Conejos y sus pingüinos amenazados por la extracción ilegal de áridos. (Sea Shepard Chile)

e-planning.net ad