El tiburón martillo uno de los peces más caracterísicos. La forma de su cabeza, que semeja un martillo lo hacen reconocible en todo el mundo. Pero desgraciadamente eso sólo sucede porque la gente los ve en dibujos animados, en películas, en documentales, en fotografías, libros… pero en la realidad, son muy pocos los que quedan, casi sería imposible para usted si quisiese ver uno en directo, y es que fue agregado a la lista de especies en peligro. Si no se toman medidas ya mismo podría llegar a desaparecer…


El principal peligro, como siempre, es la inconciencia del ser humano, que lo pesca de forma indiscriminada para conseguir su aleta, sólo su aleta que es considerada un manjar.

No es el único tiburón en peligro de extinción, también el tiburón martillo, los tiburones tigre y toro han sido agregados a la Lista Roja, de la Asociación de la Conservación Mundial.


Los tiburones martillo pueden llegar a crecer unos cuatro metros de largo. Y tienen una costumbre que lo hace más fácil de pescar, y es que tienden a nadar en grupos, y suelen congregase en áreas específicas como las Islas Galápagos y Costa Rica. Los barcos pesqueros sólo embisten contra ellos, chocan a una manada y se dedican a cortarles las aletas, luego. Con ella elaboran una sopa que es famosa en el continente asiático. El resto del cuerpo del tiburón… lo dejan allí tirado, su carne no tiene valor alguno.

Se cree que sólo en la costa estadounidense la población del tiburón martillo ha disminuido en un 98% desde 1970, mientras que las otras especies de tiburón lo han hecho en un 95%. Y es que el problema es que no existen restricciones de realizar esta actividad en aguas internacionales.